Piensa el estrés como algo positivo y te estresarás menos, estarás menos ansioso, serás más saludable, más seguro y disminuirás tu riesgo de muerte. Adicionalmente estos beneficios aumentarán si buscas ayuda y eres más sociable

Piensa el estrés como algo positivo y te estresarás menos, estarás menos ansioso, serás más saludable, más seguro y disminuirás tu riesgo de muerte. Adicionalmente estos beneficios aumentarán si buscas ayuda y eres más sociable

  • Por /
  • / Comentarios desactivados en Piensa el estrés como algo positivo y te estresarás menos, estarás menos ansioso, serás más saludable, más seguro y disminuirás tu riesgo de muerte. Adicionalmente estos beneficios aumentarán si buscas ayuda y eres más sociable

 

Kelly McGonigal, Psicóloga de la Salud, nos comparte cuatro interesantes estudios.

En el primer estudio, el cual se hizo en los EEUU con 30.000 adultos, durante 8 años, se encontró que si consideras el estrés dañino para la salud, tu riesgo de muerte puede aumentar en un 43%. Y que si tienes mucho estrés y por el contrario, lo ves como algo positivo, puedes tener un riesgo de muerte mucho menor.

La ciencia dice entonces, que si cambias la forma de ver el estrés, puedes cambiar la respuesta de tu cuerpo ante él y, finalmente, ser más saludable.

Lo más interesante llega con el segundo estudio. En él nos recuerdan que ante el estrés, normalmente nuestro corazón late más rápido, respiramos más rápido y hasta sudamos, y estas señales las interpretamos como ansiedad, o que no lidiamos muy bien con la presión.

Sin embargo, en la Universidad de Harvard, en una prueba de estrés, se les enseñó a los participantes que estos son signos de que nuestro cuerpo se carga de energía, se está preparando para enfrentar un desafío. Se les enseñó a repensar esta respuesta como provechosa, que nos estamos preparando para la acción, que estamos llenando nuestro cerebro con más oxígeno, etc. Después de saber esto, los participantes en la prueba, tuvieron menos estrés, estuvieron menos ansiosos, más seguros, y su cuerpo respondió más adecuadamente.

Así que la ciencia nos dice ahora: nuestra visión del estrés es importante. Ya no debemos deshacernos del estrés. Lo que debemos hacer es prepararnos mejor ante él, y cuando lo hagamos, nuestra respuesta será más saludable.

La doctora McGonigal, continúa con el tercer estudio, en el cual se ha encontrado que el estrés nos hace más sociables. Esto es gracias a la hormona Oxitocina, que se libera de igual manera que la adrenalina en situaciones de estrés.

Esta hormona se encarga de que nuestra respuesta biológica ante el estrés sea empujarnos a decirle a alguien lo que sentimos, en lugar de guardárnoslo, que nos rodeemos de gente que se preocupe por nosotros. Esta hormona actúa en todo el cuerpo y dentro de sus funciones está proteger nuestro sistema cardiovascular ante los efectos del estrés, es un anti-inflamatorio natural, ayuda a los vasos sanguíneos a estar relajados durante el estrés, y ayuda a las células cardíacas a regenerarse y a recuperarse de cualquier daño provocado por el estrés.

Y lo mejor: todos estos beneficios se intensifican con el contacto y el apoyo social. Así que cuando nos acercamos a otras personas bajo estrés, ya sea para buscar apoyo o para ayudar a alguien más, se libera más cantidad de esta hormona, y así la respuesta al estrés se vuelve más saludable y nos recuperamos más rápido.

¿Qué significa esto? Sencillamente que nuestra respuesta al estrés tiene un mecanismo incorporado para recuperarse ante él, y ese mecanismo mejora con el contacto humano.

Finalmente, en un cuarto estudio, en el cual se hizo seguimiento a 1000 adultos en EEUU, se encontró que por cada experiencia sumamente estresante, como dificultades financieras o una crisis familiar, el riesgo de morir aumenta en un 30%, sin embargo las personas que pasaron tiempo cuidando a los demás, no mostró ningún aumento del riesgo de muerte por estrés.

La conclusión: ayudar a los demás crea resistencia. Los efectos nocivos del estrés en la salud son evitables. Nuestra manera de pensar y actuar pueden transformar nuestra experiencia ante el estés. Cuando se elige ver la respuesta al estrés como algo útil, se crea la biología del coraje. Cuando decidimos relacionarnos con otras personas bajo estrés, podemos crear resiliencia (volver a la normalidad).

Así que tengamos un nuevo enfoque sobre el estrés: éste nos da alegría en el contacto con los demás, nos da fuerza y energía. Cuando elegimos verlo así, estamos mejorando ante el mismo, estamos declarando profundamente: “confiamos en nosotros mismos, para manejar los desafíos de la vida y estamos recordando que no tenemos que enfrentarlos solos”.

 

Info: Kelly McGonigal: Cómo convertir al estrés en tu amigo

Photo Credit: kugel via Compfight cc

 

 

Shares
Por Gabriel Porras

Full Stack Developer, deportista y fotógrafo aficionado... ¡En este blog, cultivando otra de sus pasiones: aprender, crecer y compartir!

Más de este autor:

Compártelo

Comparte este tip con tus amigos!